martes, 26 de octubre de 2010

Capítulo 10 - Solo

Desvaríos:

Dentro de la filosofía existe una paradoja muy conocida, la del árbol que cae.
-¿Hace ruido un árbol al caer si nadie lo escucha?
Yo siempre había respondido a esta pregunta diciendo que si, ya que al caer, el árbol choca contra el suelo produciendo un mínimo impacto, y este a su vez emitiendo ondas sonoras, y aunque esas ondas no sean escuchadas por nadie, no quiere decir que no existan. Cuan equivocado estaba.

A la pregunta: ¿Qué es lo que mas miedo te da? Siempre he respondido con: la soledad.
Es hasta cómico, por que hoy me he dado cuenta de lo solo que estoy. No existen caricias ni besos, y tampoco lo busco, pero tampoco existen abrazos, sonrisas, apretones de mano, palmadas en la espalda, puñetazos en el hombro, patadas en el culo, collejas, palabras de ánimo, insultos, halagos, comprensión, reflexión cognitiva, ni nada que se le parezca.
Si alguien me pregunta por mi bienestar, no espera una respuesta. Si alguien me ofrece su comprensión, no desea que la acepte.
Tengo que humillarme, vejarme, arrastrarme, insistir y proponer y aun así, no da resultado.
Millones de personas en el planeta, con millones de minutos, y nadie dispone nada en absoluto para mí.
Quizás debería intentarlo por última vez…

Capítulo 10º

En casa (llamando):

Entre el ordenador y el teléfono, con algunos números por marcar, y con planes que ofrecer.

1º amigo: Desaparecido, sin signos de vida, solo me había ofrecido charlas y halagos vacíos. No esperaba más, pero tampoco recibía más.

2º amigo: Con su vida resuelta, realmente yo era una sobra en su camino, no le rendía ofrecer tiempo, al menos para mí.

3º amigo: Lo que comenzó con muy buen pie, conversaciones largas e interesantes, y abrazos que cargan el espíritu, se había tornado oscuridad. Note que yo movía los hilos, y me sentía mal por ello, a si que le ofrecí que el empezara a moverlos. No se nada de el.

4º amigo: Me daba migajas de tiempo, con resignación, y lo peor, es que esto se conseguía a base de esfuerzo solo por mi parte. Nunca me había propuesto nada. 7 días, le quito 2 por trabajo, quedan 5, le quito 1 ya que le había visto hace poco, quedan 4, en 2 de ellos tiene planes, en los cuales no aparezco, me incluyo, y aunque no le de importancia y lo acepte, me siento rechazado de modo alguno, a si que desisto, quedan 2 días. Uno de ellos, ya se vera, y el otro, es imposible por falta de apetencia por su parte.

5º amigo: Sin tiempo. Consigue ofrecerme palabras nocturnas, comprensión y poner el punto de coherencia y cordura que me falta. Aun así, me sigo sintiendo vacío.

6º amigo: Parece otorgarme algunas horas, pero su vida ya esta completa.

7º amigo: Una persona muy afín, pero cual es mi sorpresa, cuando recibo señales de que esa persona, dispone de tiempo, dispone de espacio, pero no se acuerda de mi existencia.

Cuelgo el teléfono, suspiro 3 veces y comienzo a andar por el pasillo hacia las escaleras que dan a mi cuarto. Me paro un instante ante ellas, y veo como se hacen cortas, los escalones me sonríen y me dicen: “bienvenido de vuelta a tu prisión”. Subo las escaleras, a cada paso que doy me ahogo más y más, mi alma cambia de salada a amarga.

Mi puerta se encuentra medio abierta, o medio cerrada, me aproximo a ella con pesar, sujeto el pomo, y recuerdo el árbol que cae, es entonces cuando lo comprendo. Mientras voy arrimando lentamente la puerta hasta el marco, abro la boca y me lo reconozco a mi mismo: “He dejado de existir”.

Siguiente Capítulo

7 comentarios:

  1. ¿Tienes un catalogo de amigos? Pues cambia de catalogo. Menos del quinto que parece majo. En cualquier caso, sal a la calle. Te sorprenderas de las cosas que te pueden ocurrir: Atracos, violaciones, atropellos, e incluso conocer gente maja. Pruebalo y nos cuentas.

    ResponderEliminar
  2. The blog is very good! Congratulations!
    http://nelsonsouzza.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Anónimo: gracias por tu comentario.

    Nelson: thank you for coming,i'm glad you like it.

    ResponderEliminar
  4. Y 10... aunque devoraría todos tus posts hoy y seguidos, uno tras otro, pues soy (permíteme el atrevimiento) de naturaleza tan obsesiva como la tuya, me he obligado a dosificarte, para leerte mejor, para pensar en lo que dices.
    Me queda menos de una semana, del 10 al 70 para ponerme a punto.
    Un placer.

    ResponderEliminar
  5. Aina: Me alegra saber que te gustan, espero que el resto de escritos estén a la altura. Un placer para mi tenerle aquí.

    ResponderEliminar
  6. a mi el 5 no me parece nada majo, y sí, estamos solos y tan a gustito.

    besitos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.